“La libertad de aceptarse y volar”

EL RAPTO

Súbitamente, aparece en el imperio del mal el Monje Iguana. Lo hace más iluminado que nunca. Su mirada expresa cariño infinito y protección a toda prueba. El alma de nuestro protagonista está fuerte y decidida. Le toma la mano y se empiezan a elevar. Cada vez más rápido. Mientras más suben, mayor es la tranquilidad de ambos. Nada pueden hacer las entidades de la profundidad, ante tamaño despliegue de fuerza e iluminación. Al fin, el protagonista logra experimentar su realización espiritual. Está libre. Está siendo si mismo.

Instrumental

“La libertad de aceptarse y volar”

EL RAPTO

Súbitamente, aparece en el imperio del mal el Monje Iguana. Lo hace más iluminado que nunca. Su mirada expresa cariño infinito y protección a toda prueba. El alma de nuestro protagonista está fuerte y decidida. Le toma la mano y se empiezan a elevar. Cada vez más rápido. Mientras más suben, mayor es la tranquilidad de ambos. Nada pueden hacer las entidades de la profundidad, ante tamaño despliegue de fuerza e iluminación. Al fin, el protagonista logra experimentar su realización espiritual. Está libre. Está siendo si mismo.

Instrumental

home